28 febrero 2016

RICARDO VICENTE 13-2-16 (El Sol) Madrid

Buen ambiente en la sala  para escuchar las canciones de "Hotel Florida", el segundo disco en solitario de Ricardo Vicente, enésimo en su extensa trayectoria por las sendas del pop en bandas como Tachenko, La Costa Brava o las colaboraciones con Fran Nixon. Público predispuesto y cómplice ante lo que acontecía en escenario, tanto para las afortunadas melodías de guitarras pop con las que comenzó el concierto, como para el infortunio, que  llegó en forma de cuerda de bajo rota e inexistencia de recambio rápido (hasta mediado el concierto no llegó el recambio). Richi y su banda suplieron la adversidad con buen talante, humor y confiados en un repertorio basado en canciones que están por encima de deslices instrumentales.

Sonó "Hotel Florida" al completo, la cadencia atemporal y luminosa de "Llamada de despedida de un dealer", "Como que sale el sol" y "Hablando en serio" nos envolvió en una soleada bruma de escenas cotidianas, el pop más guitarrero y directo de "Rwanda" y la exuberancia casi rockera de "Romeo Dallaere" hicieron implicarse al público cantando con Richi en los momentos álgidos. Momentos también para las voces (casi a capela) desnudas de instrumentación en "Trampa 22" y "Belleza y miedo" esta última junto a Zahara.

No faltaron de su anterior disco "La balada de Fran y Richi", "Langostas en el río" y esa auténtica joya melódica que es "A Joni Mitchell con amor" además de "El palacio de los gansos" o "Carreras de caballo" del disco compartido con The New Raemon y Fran Nixon "El problema de los tres cuerpos". Además de la "La estatua del jardín botánico" versión de Radio Futura que sonó intrascendente un poco fuera de lugar con el resto de canciones. Sin hacer mucho ruido, casi sin molestar, Richi se impuso con la rotundidad de sus melodías  y letras.

Etiquetas: